Gobierno Mariano: caras nuevas, políticas viejas

Ayer por la tarde se anunció el nuevo Gobierno del PP que, liderado por Mariano Rajoy, tiene la difícil tarea de liderar el país durante los próximos cuatro años.

Por mucho que hayan incluido algún pequeño guiño a la oposición, como es la marcha de Fernández Díaz, se trata de un gobierno continuista, quizás no tanto en la línea de los nombres (hay 6 nuevos ministros de los 13 que conformarán el gabinete) sino en las políticas a realizar.

No han sido ninguna sorpresa las bajas en el gabinete de García Margallo, castigado por Rajoy por maniobrar para situarse como una posible alternativa si el pacto con Ciudadanos reclamaba la cabeza del gallego. Ni tampoco lo ha supuesto la de Fernández Díaz, arrinconado por la oposición y al que el PP ha decidido “premiar” con un puesto como embajador ante el Vaticano (si la Iglesia lo acepta).

En cuanto a las incorporaciones, era esperable la entrada de María Dolores de Cospedal. Quizás, la sorpresa es que lo haga en Defensa, un ministerio para el cual la manchega no tiene experiencia. Y, también no queda la duda de ver si podrá compaginar, sin caer en conflictos de intereses, un Ministerio y la Secretaría General del PP. Eso sí, la guerra entre Sáenz de Santamaría y Cospedal se traslada desde el PP hasta el Gabinete.

En cuanto a Soraya, pierde la portavocía del Gobierno. De primeras podríamos interpretar que es un castigo a la número dos de Rajoy, pero, viendo que algunos futuribles sucesores de Rajoy como son Maroto, Feijoó o Pablo Casado no entran en el Gabinete, podemos llegar a pensar en que esa retirada es un intento de protegerla de los medios y señalarla como la sucesora. No obstante, tendremos que esperar hasta el anuncio de retirada de Rajoy para ver los movimientos internos en el PP de cara a 2020. La portavocía pasará ahora a Íñigo Méndez de Vigo, Ministro de Educación y de un perfil más dialogante.

Y en cuanto a las entradas al Gabinete, una sorpresa positiva. Tras las polémicas de Margallo en Exteriores, Rajoy apuesta por un perfil más técnico para ese Ministerio y opta por Alfonso Dastis, con mucha experiencia ante la UE, ya que ha sido el representante español ante la misma en los últimos años.

A su vez, entra Juan Ignacio Zoído como sustituto de Fernández Díaz en Interior. Un perfil similar al barcelonés, pero quizás algo más moderado en temas religiosos. Siguiendo con entradas, también hay sorpresas negativas. Entran Dolors Montserrat e Íñigo de la Serna, con diversos escándalos a sus espaldas.

Y, por último, los premiados. Rajoy no ha querido tocar el área económica, y mantiene a De Guindos, Montoro y Báñez en sus puestos, para así dar estabilidad a su programa.

Podéis consultar la composición completa del Gabinete en la web de La Moncloa.

Y a vosotros, ¿qué os parece el Gobierno?

Anuncios