El “milagro” Albiol

Xavier García Albiol es un tipo peculiar, un político que no admite término medio. O lo amas o lo odias con todas tus fuerzas. Quizás esto deriva de su forma de ascender al poder, siempre envuelto en polémicas, pero también de su forma de ganarse a sus votantes, y lo más importante, a aquellos que nunca hubiesen votado al PP, siempre presente en las calles y transmitiendo la sensación que él no era como el resto de los políticos, que, allá dónde hubiese un problema, Albiol estaba allí para resolverlo.

Si observamos los diferentes resultados obtenidos por el PP en las elecciones realizadas en Badalona desde 2006, vemos como en cada ciclo electoral la elección municipal siempre es aquella en que los populares logran más votos.

Made with OnlineChartTool.Com

 ¿Y a qué se debe ésto? Es fácil. Xavier García Albiol. Allá por 2006, el actual líder del PP Català era un político relativamente desconocido. A pesar de ocupar un sillón de concejal en el pleno desde las elecciones municipales de 1991, en las que fue el único concejal electo del PP en Badalona, Albiol había sido un concejal de perfil bajo. Alguna polémica aislada, como aquel famoso puñetazo en un acto con Ángel Acebes, pero por lo general estábamos ante un candidato de perfil bajo.

Sin embargo, es de cara a las elecciones municipales de 2007 dónde empieza su despegue. Unas políticas anti inmigración utilitaristas y un discurso duro contra el PSC, en la alcaldía desde 1983, son la clave que le sitúa a solo dos escaños de los socialistas. Gran parte del mérito reside en este vídeo. De ahí a 2011, un ascenso constante. Albiol era ya una estrella a nivel local y empieza a hacerse un nombre a nivel nacional. Hay quien dijo que esa estrategia fue un globo sonda del PP para intentar acercarse a un votante más de derechas y combatir el posible ascenso de partidos de marcado tinte xenófobo. También hubo quien dijo que era simplemente una estrategia personal del candidato. Una cosa u otra, la realidad es que le funcionó, y en 2011 logró la alcaldía. Hasta hoy, un recorrido jalonado de polémicas, entre ellas la de los famosos panfletos contra los gitanos rumanos, que acabaron por llevar al entonces alcalde al banquillo de los acusados, aunque posteriormente fue absuelto.

Las dos preguntas que todo el mundo se hace es: ¿cómo puede hacerse el PP con la alcaldía de la que hasta hace poco era la 3era ciudad catalana por población? ¿Es Badalona una ciudad racista?

Responderemos primero a la segunda pregunta. Badalona no es una ciudad racista. Con una población inmigrante dentro de la media de su entorno, no ha tenido problemas de integración, más allá de alguna protesta vecinal aislada contra algún “piso patera”. Sin embargo, votantes clásicos del PSC se han pasado a votar al PP. La respuesta parece clara. El carisma de García Albiol lo ha eclipsado todo. Se recorrió la ciudad calle por calle denunciando la mala gestión de los socialistas, llegó hasta todos los barrios de la periferia con promesas de mejorar y de paliar el abandono sufrido por las diferentes administraciones.

En sus años en el Gobierno no ha importado que su administración haya hecho algo o no, lo importante ha sido vender que era una acción de gobierno. Es decir, no importó que el Paseo Marítimo fuese una obra presupuestada por el Gobierno Central (en su momento del PSOE) y ejecutada en su mayor parte por el PSC, para la ciudadanía el recuerdo que en que fue Albiol quien la inauguró, y por tanto, es el quien tiene el mérito por ella.

A esto se le suma el carisma. A pesar de sus polémicas, Albiol es tremendamente carismático. No negará a un ciudadano una foto o un segundo de conversación, dejando que les cuente sus problemas y prometiéndoles ponerle solución, aunque luego realmente no pueda hacerlo. Lo importante es que el potencial votante se siente importante. Ahí no tiene rival. Ninguno de los políticos a los que se ha enfrentado en el terreno municipal ha podido hacerle sombra en ese aspecto, y ahí están los resultados. El PP de Badalona ha limitado al máximo la marca “PP” en elecciones municipales para potenciar la marca Albiol, a sabiendas que a quién vota la población no es al partido, sino a su candidato.

A la vista de los resultados no podemos negar que la estrategia ha sido buena. Pese a perder la alcaldía en 2015, sus resultados han sido cada vez mejores, pero con el salto a la política catalana y al Senado nos queda una duda, y es si repetirá como candidato a la alcaldía. Él asegura que sí, y a su favor tiene que el partido no tiene otra figura que mínimamente se acerque a su carisma, pero en contra empieza a tener a sectores del partido que no ven con buenos ojos la acumulación de cargos que practica.

Y vosotros, ¿creéis que será candidato a la alcaldía de Badalona en 2019?

Anuncios

5 comentarios en “El “milagro” Albiol”

  1. Hola buenas,

    Sin duda, es un excelente artículo donde se puede ver sin duda como ha sido el ascenso de Albiol.
    En referencia a tu última pregunta, opino que sí puede, sí que repetirá como candidato, ya que como tu has dicho, los resultados en las últimas elecciones fueron muy buenos y sobretodo hay mucha gente de barrios como La Salut o Llefià, que le tienen bastante aprecio y le votarían sin duda.
    Ahora bien, el hecho que sea el líder del PP en el Parlament y también como has dicho este en el Senado, puede declinar a que no se acabe presentando. Ahora bien, si él cree o tiene la sensación, ya sea por encuestas internas del propio partido, de que puede volver a ser alcalde, se presentará sin duda.

    Ha sido un placer poder ofrecer mi opinión.

    Un saludo.

    Alejandro Fernández Amor

    Me gusta

    1. Gracias por el comentario. En principio todo parece indicar que quiere volver a presentarse, aunque habrá que esperar, porque el Parlament quiere aprobar un nuevo regimen de incompatibilidades, aunque por lo poco que se sabe le afectaría solo a su condición de Senador. Tampoco el PP tiene a nadie que pueda ser una alternativa para presentar (Juan Fernández es el único nombre que se me ocurre), así que, sí, yo pienso también que se presentará otra vez.

      Un saludo!

      Me gusta

  2. Si que se presentará y además volverá a ganar, después veremos que hacen los demás partidos. Juntarse de nuevo o dejar gobernar al ganador….. Ya se verá!!

    Me gusta

    1. Bueno, en un sistema no presidencialista como el que funciona en las elecciones municipales, no gana aquel que tiene más votos, sino quien recibe más apoyos en el Pleno.

      Así que, técnicamente, Albiol no ganó en 2015.

      Un saludo y gracias por comentar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s